Calesita

La Realidad del Espejo

Quienes hemos vivido la realidad del mundo durante la Década del 50, en su llamada guerra fría, notamos como afirma el periodista Patrick Buchanan que dicha realidad histórica se ha invertido. Tal como lo vemos en el espejo diseñado por Édouard Manet, nos devuelve una realidad invertida. Esto es lo que Buchanan observa: 1
Estados Unidos es un país diferente hoy en día, una nación secular y post-cristiana en su camino a convertirse en anti-cristiana. Algunos se sienten como extranjeros en su propia tierra. Y desde el punto de vista del catolicismo tradicional, la cultura americana es una alcantarilla abierta. Un gran volumen de tráfico en Internet es pornografía.
¿Y qué sucede con Oriente?
Irónicamente, como todo esto se desarrolla en lo que antes era "el país de Dios", Vladimir Putin busca restablecer el Cristianismo Ortodoxo como la base de la moralidad y la ley en Rusia. Y uno lee en The Wall Street Journal el lunes que Xi Jinping está tratando de volver a introducir a sus camaradas Comunistas chinos las enseñanzas del Confucianismo.
De esta observación, Patrick Buchanan, saca una conclusión:
El mundo está al revés. Cada civilización parece reconocer la necesidad de la fe a excepción de Occidente, que ha perdido su fe y se está reduciendo y se está muriendo por falta de ella.
Cuando se lanzó al mundo el Vaticano II, poseíamos un occidente que afirmaba la Fe y un oriente que no solo la negaba, sino que la combatía, luego de medio siglo, estamos en la realidad invertida del espejo. En esto, Buchanan busca profundizar su observación:
La América secularizada, la cual ha purgado el cristianismo, predica un nuevo evangelio al mundo: la democracia liberal como la salvación de la humanidad.
Aquí es preciso detenerse. Buchanan no ve el sujeto del cambio en la América secularizada. Tratándose de un cambio, y en América, solo puede caber un sujeto: la siniestra masonería que ha llevado los hilos de dicha nación desde sus mismos orígenes. El fin de la Fe en Occidente, es obra directa del sujeto expuesto, pues ellos tontamente creen que el mundo no es cuestión de Fe, sino de método. Por lo tanto, imponiendo un método, se solucionan todos los problemas del mundo. Ocurre, que en Oriente, se han percatado que el método sin una Fe, no sirve de nada; pues la dictadura del proletariado con su materialismo dialéctico, no pudo penetrar las capas profundas del proletariado.
Frente este panorama, ¿cómo se posiciona la Iglesia, esa novedosa iglesia renovada por medio de una emanación del Vaticano II? Triste es afirmarlo, pero no se puede hablar de una Iglesia que ha permanecido fiel como una roca ante los cambios producidos, sino que tontamente ha mutado siguiendo la degradación occidental, y el núcleo de la mutación involutiva se produce en las regiones del Rhin. Buchanan hace una muestra de esta mutación producida:
La iglesia de Pío XII y Juan Pablo II enseñaron que las verdades de los Diez Mandamientos bajaron del Sinaí y las verdades del Sermón de la Montaña son eternas. Esos papas también enseñaron que un matrimonio válido es indisoluble, que la homosexualidad es antinatural e inmoral, que el aborto es el asesinato de los inocentes no nacidos, una abominación.
Sin embargo, uno lee regularmente acerca de los debates en el interior del Vaticano para alterar lo que es la enseñanza de la Iglesia infalible en estas doctrinas para hacer la iglesia más atractivo para aquellos que la han rechazado.
Esto señala una responsabilidad, frente los sectores vanguardistas del post-concilio:
Tanto han secularizado, que han mutado destruyendo lo sagrado.
Tanto se han abierto al mundo, que se han transformado en aquellos que deberían cambiar.
Tanto se han minimizado, que ya no les queda argumento para debatir ante un occidente que cae abrubptamente al vacío absoluto.
Tanto han exaltado el sexo femenino, que se han feminizado.
Tanto han licuado la moral evangélica, que dentro de ella se pueden hallar monstruos morales de todo tipo y tamaño, Marcial Maciel, el innombrable, es uno de ellos.
El misterio de la Iglesia, como toda doctrina del espíritu, escapa a la realidad del espejo, pues cuando ella se refleja en el mismo, surge una imagen idéntica a Jesucristo mismo, jamás invertida.

1 http://www.wnd.com/2015/09/both-u-s-and-catholicism-in-crisis/

No hay comentarios:

Publicar un comentario